Cadáveres exquisitos. Comentari de textos (castellà)


DANIEL FERNÁNDEZ

Un cadavre exquis es, en realidad, el resultado de un
juego de salón con el que entretenían sus ocios algunos
de los llamados surrealistas (o mejor sobrerrealistas:
estaban por encima de la realidad) hacia 1925 en
París, cómo no: 54 Rue du Château, que era donde
tenían residencia Marcel Duhamel, Jacques Prévert
e Yves Tanguy. El juego en su versión mínima hace
que tres jugadores construyan una frase repartiéndose
sujeto, verbo y predicado. Nadie sabe qué escribe
el otro y la gracia está en el chiste resultante… Se
puede ampliar a más jugadores y escribir novelas
por entregas o realizar partes de dibujo por el sencillo
método de doblar el papel y que el nuevo jugador
no vea lo escrito o dibujado hasta entonces… La tradición
quiere que el nombre del juego venga de la primera
frase que se les apareció en una tarde parisina:
“Le cadavre exquis boira le vin nouveau”, que casi
parece un anuncio de Beaujolais.
Pues bien, también las etimologías –se lo habíamos
advertido– tienen mucho de cadáver exquisito.
Y a menudo están hechas de retazos de difunto, como
el monstruo de Frankenstein. Algunas, con todo,
son “bellas como el encuentro fortuito, sobre una
mesa de disección, de una máquina de coser y un
paraguas”, por usar la frase de Isidoro Ducasse, conde
de Lautréamont y honroso precursor de los surrealistas.
Un ejemplo obvio: cadáver. Se dice y se
escribe que es un acróstico romano, y que en más de
una sepultura se leía CA DA VER en vertical, por la
frase latina Caro Data Vermibus, literalmente “carne
dada a los gusanos”. Así eran enterrados los ciudadanos
romanos de los que, por la razón que fuese, se
desconocía el gentilicio. Y ya está uno viendo tumbas
de legionarios desconocidos dejados, con su loriga
y todo, al voraz gusano… La etimología en cuestión
es tan bonita que es una lástima que más que
previsiblemente sea un disparate: un cadáver exquisito.
Porque todavía no ha aparecido ni una sola de
esas piedras sepulcrales (aunque me encantaría que
algún paleógrafo nos diese con un yacimiento de
cadáveres alineados verticalmente) y porque cadáver,
tal cual, era palabra que ya existía y se usaba en
latín (origen más probable y menos romántico derivado
de cadere, caer). Ya ven, es una lástima, pero la
realidad casi siempre choca con el surrealismo.
Aunque ahora que caigo y que aún no soy un cadáver,
piensen que de las dos inscripciones latinas más
usadas en las sepulturas, una sobrevive (RIP, Requiescat
in pace, “descanse en paz”) y la otra, la más hermosa,
no (STTI, Sit tibi terra levis, “que la tierra te
sea leve”). Será por eso que la tierra se está haciendo
más y más pesada sobre nuestros muertos…

1. Resumen.

2. Sinónimo o definición de “acróstico” y “gentilicio”.

3. Comentario: escribir un epitafio de alguien real o inventado y explicar el porqué.

4. Poner título al comentario.

Gràcies nois per la informació.

Anuncis

2 comentaris

Filed under Comentari de text

2 responses to “Cadáveres exquisitos. Comentari de textos (castellà)

  1. Lolita

    aquest és un dels dos texts que van sortir a l’examen de comentari de text de la prova d’accés a la universitat per a més gans de 45 anys el passat dia 7 de maig de 2011

    • Marta

      Hola.
      Tens raó, aquest va ser el text castellà de la prova de comentari de textos. El text en català no l’he pogut trobar, qualsevol pista serà benvinguda.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

w

S'està connectant a %s